Enfermedades Salud Noticia

El Coronavirus en niños

El Coronavirus en niños

Síntomas del coronavirus en los niños

Los casos infantiles que se conocen hasta la fecha son escasos en comparación con los de la población adulta. La enfermedad afecta principalmente a personas entre 30 y 79 años. Hasta el momento los síntomas principales del enfermo que tiene Covid-19 son: fiebre alta, tos y dificultad respiratorio. Sin embargo, en los niños la sintomatología es más leve.

Los niños pueden pasar la enfermedad sin que nos demos cuenta, aunque deberemos estar pendiente de los siguientes síntomas:

  • Fiebre alta.
  • Congestión nasal.
  • Dolor de cabeza.

En los pocos casos graves que se conocen también puede aparecer apatía, pocas ganas de comer y problemas respiratorios.

¿Por qué hay que tener un especial cuidado con los niños?

Si en los niños la enfermedad puede afectar de forma leve y apenas les afecta, ¿por qué debemos tener especial cuidado con ellos? Pues porque sabemos que la principal manera de parar el contagio es mantener una higiene extrema y evitar el contacto con objetos y otras personas, pero a los niños les cuesta seguir estas normas.

Para los niños, sobre todos los pequeños, es muy difícil no tocarse la nariz, la cara o evitar las secreciones nasales, cuando se lavan las manos les cuesta hacerlo en profundidad y les gusta tocar y cogerlo todo. Por este motivo, los niños tienen un papel importante en la transmisión de la enfermedad.

El Coronavirus en niños

¿Qué decirles a los niños?

Los niños saben que algo diferente está pasando: no asisten a clase, están confinados en casa, escuchan noticias sobre el coronavirus, etc. Lo mejor es seguir estos consejos:

  • Habla sobre el Coronavirus con ellos:
    • Pregúntales qué saben sobre el virus.
    • Cuéntales de manera sencilla qué es y cómo actúa.
    • Que dibujen al virus y cómo se sienten. Te ayudará a conocer su estado de ánimo.
  • Establece con ellos las medidas de higiene:
    • Explícales cuales son las medidas de higiene que deben tener en cuenta.
    • Cuéntales las consecuencias de no realizar estas medidas, pero sin asustarles.
    • Busca una canción que les guste y que la canten mientras se lavan las manos.
    • Enséñales a toser o estornudar en la parte interior del codo o utilizar un pañuelo desechable.
    • Que eviten tocarse la cara, nariz y ojos.
  • Y por supuesto, si se encuentran mal que avisen a un adulto.

Por último, no olvides tener mucha paciencia y cariño hacia los niños. El aislamiento prolongado puede afectarles en sus emociones, estar más nerviosos, más irritables, etc., o bien en el ciclo del sueño, aumentando las pesadillas.

Ver fuente

etiquetas