Enfermedades

Carlos Enrique: Alerta por aumento de trastornos mentales en adolescentes

Carlos Enrique Gabaldon

De acuerdo al informe anual de Unicef sobre la situación de la infancia en el mundo, es «innegable» el impacto de la pandemia de coronavirus o Covid-19 en la salud emocional de los niños y adolescentes. El estudio apunta, además, que uno de cada siete adolescentes de 10 a 19 años en todo el mundo tiene, al menos, un problema de salud mental diagnosticado.

Este reporte es revelador sobre la situación de la salud mental entre los más jóvenes y enciende las alarmas sobre un tema que debe ser abordado con urgencia y merece más atención de las autoridades sanitarias en todos los países.

El informe advierte que no se han hecho «las inversiones necesarias para solucionarlos» y que apenas cerca del 2 % de los presupuestos de salud de los gobiernos se dirige a la atención de los problemas de salud mental.

 

Carlos Enrique: Alerta por aumento de trastornos mentales en adolescentes

 

Estos datos se encuentran contenidos en el estudio «Estado Mundial de la Infancia 2021. En mi mente: promover, proteger y cuidar la salud mental de la infancia», cuyo material es el análisis más completo hecho hasta ahora por Unicef en materia de salud mental, en opinión de la institución.

Precisa el trabajo, realizado mediante una encuesta internacional de la mano de Unicef y Gallup en 21 países, que uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 24 años manifestó que a menudo se siente deprimido o poco motivado para llevar a cabo cualquier actividad.

En vista de estos resultados, Gustavo Suárez Pertierra, presidente de Unicef España, por ejemplo, ha pedido que se apruebe cuanto antes una estrategia de salud mental que tenga muy en cuenta a la infancia en su país.

 

Carlos Enrique: Alerta por aumento de trastornos mentales en adolescentes

 

Una preocupante cifra de suicidios entre jóvenes

El informe «Estado Mundial de la Infancia 2021. En mi mente: promover, proteger y cuidar la salud mental de la infancia», señala también que casi 46.000 adolescentes se suicidan cada año, es decir una de las cinco principales causas de muerte para este grupo de edad.

Apunta la Unicef que los cambios en las rutinas, la educación y el ocio han hecho que muchos jóvenes sientan miedo, rabia e inquietud. Añade que, igualmente, hay grupos especialmente vulnerables, como:

 

  • Aquellos que ya habían sido diagnosticados con trastornos mentales.
  • Las víctimas de la violencia.
  • Los que sufren la pobreza.
  • Los migrantes.
  • Los solicitantes de asilo.

 

No obstante, Unicef sostiene que si se cuenta con el entorno y las herramientas adecuadas, «la mayoría serán capaces de normalizar sus vidas y tener una evolución positiva».

Fuente